Avanzar sin perder de vista las cosas buenas del pasado

La Asociación Provincial de Empresarios de Hostelería de Lugo (APEHL) inaugura una nueva etapa echando mano de un viejo lema: …E para comer, Lugo. Puede parecer una contradicción, esto de hermanar lo nuevo y lo viejo, pero estamos convencidos de que esa es la esencia del progreso: avanzar sin perder de vista las cosas buenas del pasado.

Porque …E para comer, Lugo continúa siendo un espléndido lema. Hace referencia a una de las grandes excelencias de nuestra provincia: la gastronomía. Y permite imaginar todas las cosas buenas que rodean el acto de comer: los viajes, la compañía de los amigos, el conocimiento de nuevas personas y nuevos lugares. Constituye, sin duda, una invitación a dejarse llevar por el encanto de Lugo.

Y cuando decimos LUGO queremos decir TODA LA PROVINCIA. Porque Lugo no es solo la maravillosa ciudad que le sirve de capital. Se extiende hacia el sur por las tierras de Sarria y Lemos, se eleva en las sierras de Os Ancares y O Courel, se vuelve planicie inmensa en su parte central y se une al Cantábrico en la hermosísima costa de A Mariña.

Lugo se presenta de esta forma como un territorio repleto de contrastes y matices. Incluye en sí mismo una variedad inmensa de paisajes que va del litoral a la alta montaña. Esta variedad se hace visible en el resto de los elementos que conforman la realidad de la provincia: la gastronomía, la arquitectura y, como no podía ser menos, las gentes.

Lugo es, en definitiva, un pequeño mundo: un microcosmos. La provincia recibe con los brazos abiertos a todos aquellos que deseen descubrirla y gozarla. Nosotros, los hosteleros, haremos todos los esfuerzos para ser unos anfitriones a la altura del lugar donde nos encontramos.